LOS BALNEARIOS DE BUDAPEST

«Viajamos a Hungría para conocer uno de los encantos de su capital: los Balnearios de Budapest»

De entre todas las capitales europeas, Budapest es quizá la que más encanto encierra para mi. La monumentalidad de una capital imperial, junto con su ambiente bohemio y decadente, hacen que sea un lugar único al que no te importe volver. Se trata además de una ciudad rica en historia y cultura, y sus baños termales son un perfecto reflejo de ello. La ciudad tiene cuatro baños termales principales, cada uno con su propia atmósfera e instalaciones únicas. Si está buscando una experiencia única y relajante, esta es una parada obligatoria, ¡sobre todo en invierno!

Repasemos principales Balnearios de Budapest:

Balneario Széchenyi

El balneario Széchenyi es el baño medicinal más grande de Europa. Fue construido en 1913 y lleva el nombre de István Széchenyi, un político húngaro que promovió su construcción. El baño dispone de tres piscinas al aire libre, una piscina cubierta, así como una piscina de olas. Las piscinas al aire libre están abiertas todo el año, mientras que la piscina cubierta está abierta de mayo a septiembre. La piscina de olas está abierta de junio a septiembre.

Su historia se remonta a la época romana. Los primeros baños termales se construyeron en Aquincum, que era la capital de la provincia de Panonia Inferior, lo que hoy en día es Budapest, y cuyas ruinas de los baños todavía se pueden ver hoy.

El agua de su manantial es rica en minerales, incluidos azufre, calcio, magnesio y sodio y tiene una temperatura de 74 grados. Además, no solo es un lugar popular para los viajeros, sino que también se pueden ver locales relajándose en sus piscinas.

El Balneario Gellert

Budapest es el hogar de muchos balnearios increíbles, pero quizá ningun es tan bonito como el Balneario Gellért. Este histórico complejo balneario data de 1918, cuando se construyó como parte del lujoso Hotel Gellért. Los baños son alimentados por un manantial termal y el agua es rica en minerales que se dice que tienen propiedades curativas.

El complejo Gellért incluye varias piscinas cubiertas y al aire libre, así como saunas, baños de vapor y servicios de masajes. Las piscinas al aire libre son particularmente bonitas, con una impresionante arquitectura Art Nouveau y mosaicos. Los baños son un lugar popular tanto para los lugareños como para los visitantes, y es fácil entender por qué. No hay nada como sumergirse en las cálidas aguas termales mientras disfruta de las impresionantes vistas de Budapest.

El balneario Lukacs

El balneario Lukács es una casa de baños histórica de Budapest. El balneario fue construido a principios del siglo XX y es una de los de baños más antiguos y conocidos de la ciudad. Lleva el nombre de su fundador, el Dr. Miklós Lukács, médico y político húngaro. La casa de baños se construyó originalmente como una casa de baños privada para el Dr. Lukács y su familia. Sin embargo, tras la muerte del Dr. Lukács, la casa de baños fue donada a la ciudad de Budapest y abierta al público.

El balneario Lukács se encuentra en el distrito de Buda de Budapest y está situado en la orilla del río Danubio. La casa de baños está construida en estilo Art Nouveau y consta de dos secciones principales: la sección de hombres y la sección de mujeres. La sección de hombres está decorada con mosaicos y murales, mientras que la sección de mujeres está decorada con vidrieras.

Las instalaciones constan varias piscinas termales, saunas y salas de vapor, así como un centro de masajes. Las piscinas termales se llenan con agua de una fuente termal que se encuentra debajo del Balneario.

Al igual que el anterior, es uno de los balnearios de Budapest más famosos, y creo que también de visita obligada.

Balneario Rudas

El siguiente Balneario del que os quería hablar es del Balneario Rudas. Su primera construcción data del siglo XVI y se ha reconstruido varias veces desde entonces. El centro lleva el nombre de su fundador también, Pal Raday (rudas es algo así como una adaptación del apellido por lo que he podido investigar).

Las instalaciones están abiertas todo el año, y cuenta con varias piscinas, saunas, así como también salas de masaje.

Balneario Veli Bej

El último de los Balnearios de los que os quería hablar es el Veli Bej. Construida en el siglo XVI, el primer balneario estaba destinado solo a los soldados otomanos hasta que, con los años, al igual que sus predecesores, se convirtió en un baño público.

Está ubicado en el corazón del casco antiguo de Budapest y cuenta con dos piscinas grandes, una sala de vapor y varias salas de masajes. El balneario Veli Bej Bath es un gran lugar para relajarse y empaparse de la historia de Budapest. La casa de baños está abierta todos los días y las tarifas de entrada son bastante razonables.

Por supuesto, los Balnearios de Budapest no son lo único que podemos ver en la ciudad, sino que hay mucho más Si estáis pensando en hacer un viaje a Budapest, no dudes en CONTACTAR, seguro que podemos ayudar!

Comparte:
Alex Tomboix
Soy Alex Tomboix, asesor de viajes, mente inquieta y apasionado del mundo y sus gentes. En este blog de viajes encontraréis información de los países que visito y en los que organizo viajes.
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Si te faltan ideas, puedes suscribirte a la Newsletter, para no perderte ningún artículo de viaje.