HISTORIA DE IRÁN(II):
EL S. XX Y LA REVOLUCIÓN IRANÍ

“Los seres humanos hacen su propia historia, aunque bajo circunstancias influidas por el pasado.”

Hoy quiero seguir hablando de la historia de Irán. Como sabéis, en el artículo anterior repasamos la historia de este increíble país, desde la antigüedad hasta bien entrado el siglo XX. En el artículo de hoy vamos a hablar de toda la historia de Irán que sucedió después de la Segunda guerra mundial y su independencia. Creo que se trata de una parte fundamental para entender el país y la relación que hoy tiene occidente. Además, si estáis pensando en realizar un viaje a Irán, como siempre os digo en este blog de viajes, siempre es importante ir bien informado. Del presente y lo que está pasando, sí, pero también del pasado.

En el último artículo nos quedamos con la Conferencia de Teherán y la de independencia de Irán. Como os expliqué, tras el exilio del Sha Reza, se decidió poner en el poder a su hijo, Mohammad Reza (muy joven y fácil de manipular por los británicos y los americanos). Sigamos:

La revolución blanca (1963 – 1978)

Para entender la historia de Irán en el siglo XX y los hechos que se desencadenarán luego, el primer periodo que hemos de entender, es lo que se conoció como la Revolución Blanca.

Durante los años 60, y al igual como había intentado uno de sus predecesores, el Sah Mohamed Reza promovió un nuevo programa de reformas. Consistía principalmente en una modernización y occidentalización del país, lo que se conoció como la Revolución Blanca. Pero no era este el único objetivo. Con este conjunto de reformas también se quería romper con el “antiguo régimen” del país. Estas reformas, a nivel laboral, beneficiaban mucho a los trabajadores y a los pequeños productores: una serie de medidas pensadas para ganarse el apoyo del pueblo y darle legitimidad a su reinado (a la vez que rebajaba la influencia de la burguesía y el clero).

Sah reza
Sah Reza Pahlaví

Sin embargo, esta serie de reformas se encontró con diferentes oposiciones. Por un lado, la rápida modernización del país, tanto económica como culturalmente, chocó frontalmente con la población. Las medidas “occidentalizadoras” chocaron fuertemente con una gran parte de la población iraní que veía las nuevas costumbres como ajenas a su tradición y costumbres. Todo esto, junto a la falta de reformas democráticas reales y a la oposición del clero y la burguesía, creo el caldo de cultivo perfecto para la Revolución Iraní de 1979.

La Revolución Iraní de 1979

Vayamos al lío ahora: la revolución iraní. Creo que este es uno de los puntos más importantes que hay comprender de la historia de Irán. ¿Por qué? Porque en buena medida lo que sucedió en estos años ha condicionado el país que vamos a visitar hoy. Por supuesto, la situación a principios de los 80 era muy diferente de la que hay ahora, pero no solo en Irán, sino en todo el mundo. No obstante, este es uno de las etapas más relevantes de la historia reciente, y como tal, considero que es fundamental entenderla antes de emprender un viaje a Irán.

Los antecedentes, ya los hemos visto, relacionados principalmente con la Revolución Blanca. Pero no basta con ello. Hay que entender también el papel que desempeño el que después sería el líder de la Revolución de 1979, y de todo Irán: el ayatolá Jomeini.

Ruhollah Jomeini

Ruhollah Jomeini

Ruhollah Jomeini fue el ayatolá que lideró, tanto a nivel político como espiritual, la revolución iraní de 1979. Desde principios de la década de los 60 se perfiló como uno de los principales opositores públicos del régimen del Sha Reza. Criticó duramente tanto la política económica del país en favor de las potencias americanas y británica, como también el abandono del islam por la cultura occidental.

Durante todo el transcurso de la Revolución blanca fue ganando protagonismo entre el pueblo iraní. En 1963 fue detenido por criticar abiertamente al Sah, ante lo que se originaron protestas y disturbios en todo el país. Uno año después, lo obligaron a exiliarse, por lo que fue a Turquía y, finalmente a Irak. Una vez estalló la Revolución, finalmente le permitieron el regreso (por entonces estaba en París), y se acabó perfilando como el líder de la oposición y del régimen que se estaba fraguando.

Pero volvamos a los hechos:

La revolución Islámica

Bajo todo este descontento, desde 1977 las manifestaciones se fueron extendiendo por todo el país. Por parte de los manifestantes cada vez eran más mayoritarias. Por parte del gobierno, cada vez más dura era la represión. A finales del año siguiente, no solo las protestas se habían extendido por todo el territorio, sino que además había que añadir una huelga por parte de la mayoría de trabajadores que había dejado paralizado el país. En la calle, en las manifestaciones ya no solamente se clamaba contra el gobierno del sah, sino que ya pedía abiertamente la instauración de una república islámica.

Revolucion Iraní

El Sah, superado por la situación, abandonó el país en enero de 1979. El ayatolá Jomeini fue autorizado a regresar y a su llegada a Teherán fuer recibido por la multitud. El gobierno que había dejado a cargo el Sah colapsó finalmente en febrero, y los rebeldes y manifestantes le dieron el poder a Jomeini.

La revolución había triunfado y quedaba proclamada la República Islámica de Irán. Esta proclamación fue sometida a referéndum entre la población, la cual lo apoyó con una amplia mayoría.

Finales del siglo XX y actualidad

Para acabar, quería hablaros de la segunda mitad del siglo XX. Al perder EEUU su posición de influencia en Irán, cambió su estrategia hacia otros países: financió / promovió el golpe de estado en Irak por Saddam Huseín, por ejemplo, como contrapeso a la nueva república islámica. Además, empezará una guerra contra Irán por la violación de los tratados de fronteras entre los dos países que durará hasta el 1988.

El Ayatolá Jomeini, por su parte, murió en 1989 y fue sucedido por Ali Jamenei, que actualmente sigue siendo el líder supremo del país.

Pese a todo, y esto que viene es mi impresión personal, los últimos 20 años se han caracterizado por una publicidad internacional, sobre todo desde occidente, en contra del régimen iraní. Desde la producción de un arsenal nuclear hasta la aplicación de la ley islámica, la república islámica siempre ha estado puesta en entredicho.

Puede gustarme más o menos la manera de vivir que tienen en Irán, pero lo cierto es que, después de aprender más sobre su historia, entiendo un poco mejor la relación de este país con el resto del mundo. La historia, y los años recientes nos lo han demostrado, ha posicionado a Irán como uno de los pocos países que, tras la revolución de 1979, ha mantenido su independencia respecto a Estados Unidos. Para bien o para mal.

Comparte:
Alex Tomboix
Soy Alex Tomboix, asesor de viajes, mente inquieta y apasionado del mundo y sus gentes. En este blog de viajes encontraréis información de los países que visito y en los que organizo viajes.
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Si te faltan ideas, puedes suscribirte a la Newsletter, para no perderte ningún artículo de viaje.