HISTORIA DE VENECIA

«Cien profundas soledades forman juntas la ciudad de Venecia, esa es su magia»

En este artículo vamos a analizar la historia de Venecia. Como siempre os digo en este blog de viajes, creo que es importante conocer la historia de los lugares que vamos a visitar para entender lo que estamos visitando. Venecia no es una excepción.

Recordad que si estáis pensando en realizar una escapada, en ESTE ARTÍCULO repasamos todo lo que hay que ver en Venecia! 🙂

He recopilado los puntos más interesantes que hay que conocer sobre la historia de Venecia si vamos a realizar un viaje para conocerla. Esta pequeña ciudad se ha convertido en un símbolo del turismo hoy en día, pero en su día fue uno de los lugares de más poder de todo el Mediterráneo. Su historia no os va a dejar indiferentes, os lo prometo.

¡Vamos allá!

El principio de la historia de Venecia: Fundación, Roma y Bizancio

Pese a que la región estaba habitada desde la antigüedad, la ciudad de Venecia se fundó en el 421 d.C.

Mapa del Exarcado de Rávena

Los habitantes de esta región se vieron fuertemente afectados por las invasiones de las que se llamaron tribus bárbaras, como los ostrogodos o los lombardos, por lo que acabaron refugiándose en estas tierras pantanosas de la laguna. Este lugar era un sitio ideal donde protegerse de ataques enemigos. De ahí su fundación.

En aquella época, la ciudad estaba bajo el poder del llamado Imperio Romano de Oriente (Recordad que el imperio romano fue dividido en dos por el emperador Teodosio en el año 395 d.C), también llamado con los años Imperio Bizantino. Bajo esta jurisdicción, Venecia dependía del llamado Exarca de Ravena, nombre que recibían los territorios del imperio bizantino en la península itálica. Una vez esta estructura política empezó a debilitarse, en el 697 d.C las familias aristocráticas escogieron al que sería el primero Dux de Venecia, Paololucio Anafesto, constituyéndose además la forma política que caracterizará la ciudad los siguientes siglos.

La República de Venecia

Como se escogía al Dux y su papel dentro de la República creo que es fundamental para la historia de Venecia. El cargo de Dux era electivo y vitalicio, lo que rompía radicalmente con el carácter absolutista y hereditario de lo que se estaba viendo en el resto del Europa y el mundo en aquel momento. Esto es fundamental para entender el pasado de la ciudad y creo además que es interesantísimo. ¿Por qué? Porque imaginar o implantar formas de organización político-social es algo, no solo difícil, sino que además se ha dado muy pocas veces en la historia. Además, cuando tu organización política difiere completamente de aquello que tienes alrededor, me parece aún más fascinante.

Bandera de la República de Venecia
Bandera de la República de Venecia

Pero continuemos. Durante los siguientes siglos, pese a su independencia, siguió ofreciendo, y recibiendo, un gran apoyo al imperio Bizantino, gozando además de muchos privilegios comerciales en el mediterráneo. Venecia se especializó y convirtió así en una potencia naval de primer nivel, enfocada sobre todo al desarrollo del comercio en todo el mediterráneo. Todo este poder comercial se concentraba sobre todo en los dos grandes puertos del mediterráneo del momento: Alejandría y Constantinopla.

La reliquia de San Marcos

Llegamos al año 828 dC y será aquí cuando, según la tradición, se producirá otro de los episodios más relevantes de la historia de Venecia.

Los restos de San Marcos, o Marcos el Evangelista, el fundador de la Iglesia copta, reposaban en Alejandría, en un templo dedicado a él. La leyenda cuenta que unos mercaderes italianos fueron avisados el gobernador de Alejandría quería desmontar el templo para, con sus riquezas y materiales, construir un palacio. En un acto por proteger su fe, los dos mercaderes italianos reemplazaron el cuerpo del santo y trasladaron su cadáver a Italia, concretamente a la ciudad de Venecia. A su llegada, el mismo Dux acogió los restos en su palacio mientas se construía la basílica que albergaría los restos del santo.

En 1968, el Papa Pablo VI devolvió parte de las reliquias al Patriarca de Alejandría, por lo que ahora mismo los restos del santo reposan tanto en Alejandría como en Venecia.

La hipótesis de Alejandro

Alejandro el Grande

Voy a hacer aquí un breve inciso porque hay algo que me fascina de esta basílica y el misterio que la rodea. Como sabéis, y sino os lo vuelvo a decir, me fascina la historia de Alejandro, para mi uno de los grandes viajeros de todos los tiempos. Pues bien, como sabéis, Alejandro murió en Babilonia en el año 323 a.C y sus restos, que en principio volvían a Macedonia, fueron intervenidos por Ptolomeo y traslados primero a Menfis, y más tarde a Alejandría.

Pues bien, siguiendo con San Marcos, han encontrado textos en los que se afirma que su cuerpo había sido quemado por los paganos. La hipótesis de Alejandro menciona que es posible que, entre los conflictos paganos y cristianos en Alejandría durante bastantes siglos, la iglesia de Alejandría optara por asimilar el culto a Alejandro por el de San Marcos, y que finalmente asignaran al santo los restos del mítico conquistador.

Por ello, en nuestro viaje a Venecia, es posible que estemos visitando los restos del gran Alejandro, en vez de los de San Marcos.

Pero sigamos que siempre me lío con Alejandro.

Las Cruzadas y poder veneciano

Dibujo de un cruzado

Durante la época de las Cruzadas, la República de Venecia siguió expandiendo su influencia por el mediterráneo. Tal fue así que, durante la Cuarta Cruzada, fueron en parte las galeras venecianas las que consiguieron tomar la ciudad de Constantinopla (actual Estambul). Con la caída de la ciudad, tanto esta como los restos del imperio griego fueron repartidos, tanto entre los cruzados como los venecianos, que se quedaron con el control de puestos comerciales importantísimos en ciudades del levante mediterráneo o en las islas de Chipre o Creta.

El poder comercial y marítimo de Venecia era tal que, en el 1284, se acuño el Ducado, una moneda de oro que constituiría uno de los patrones monetarios del mundo. Tened en cuenta que una moneda es un medio de intercambio de valor, donde se deposita confianza. ¿qué quiere decir esto? Que cuando usamos un euro o un dólar, lo que estamos usando es un deposito de valor y confianza, pues confiamos en que esa moneda (o billete) tiene un valor, ya que está respaldada por estado o un banco central. Imaginad cual debía ser el poder de una ciudad-república para poder acuñar una moneda de reconocimiento internacional en aquella época. Alucinante.

Otomanos, América y la peste

Como siempre, todo lo que sube baja, y la historia de Venecia no es menos. A mediados del siglo XV el mundo había empezado a cambiar radicalmente. Por un lado, la caída de Constantinopla a manos de los Otomanos en 1453 menguo notablemente la influencia Veneciana en el mediterráneo, al no contar con uno de sus socios comerciales más importantes.

Seguimos avanzando y, con la llegada de los españoles al nuevo mundo en 1492, se abrieron nuevas rutas comerciales, para las que los navegantes venecianos no estaban preparados. Por último, una epidemia de peste negra asoló la ciudad en el 1576 acabando con casi un tercio de la población.

La caída de Constantinopla
La caída de Constantinopla

Pero esto no es lo único. Hemos hablado de la forma de gobierno que tenía la República de Venecia. Hay que entender que solo podían aspirar a los cargos de gobierno de la ciudad la aristocracia, la nobleza, las familias históricas de la ciudad. Esto dejaba fuera a la nueva burguesía que fue surgiendo con los años. Esto no solo provocó que poco a poco la alineación de intereses quedara desequilibrada, sino también que el mismo gobierno de la ciudad tuviera que mantener unas estructuras y una nobleza cada vez más empobrecida.

Napoleón, Austria e Italia: el fin de la Republica de Venecia.

Napoleón Bonaparte
El bueno de Napoleón

Llegamos ya al estadio final de la historia de Venecia. Entrado el siglo XVIII, con la llegada y expansión de la revolución francesa, Venecia fue conquistada por Napoleón, quien unificó, por primera vez, todo el territorio italiano. En el caso de Venecia, poniendo fin así a trece siglos de independencia.

Tras las guerras napoleónicas, si bien en un primer momento la ciudad quedó bajo dominio austriaco, finalmente y tras la celebración de un plebiscito, Venecia entró a formar parte definitivamente de Italia, tal y como la conocemos hoy en día.

Venecia en la actualidad

En adelante, y hasta la actualidad, la historia de Venecia ha seguido paralela a la de Italia. No voy a extenderme más, pues creo que si estáis pensando en una escapada a Venecia la historia que aquí hemos descrito es suficiente para entender la ciudad y lo que estamos viendo.

Sin embargo, hay algo importante a tener en cuenta. Si bien es cierto que Venecia en la actualidad es una ciudad más de Italia, durante los últimos años ha sido el icono mundial del turismo de masas. La presión turística de cruceros en sus aguas y de un turismo sin control ha hecho muy difícil vivir en la ciudad, y muchos de sus habitantes la han abandonado. Pero esto será otro artículo u otro programa.

¡Recordaros en el CANAL DE YOUTUBE podéis encontrar todos los programas que hago en directo!

Comparte:
Alex Tomboix
Soy Alex Tomboix, asesor de viajes, mente inquieta y apasionado del mundo y sus gentes. En este blog de viajes encontraréis información de los países que visito y en los que organizo viajes.
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Si te faltan ideas, puedes suscribirte a la Newsletter, para no perderte ningún artículo de viaje.