PLOVDIV: EL LEGADO DE LOS TRACIOS

«Para entender la historia de Plovdiv y de su rico patrimonio arqueológico debemos remontarnos muchos siglos en la antigüedad, ¡casi 6000 años! todo para entender el pasado y presente de una de las ciudades más bonitas de Bulgaria»

Si tenemos en mente un viaje a Bulgaria, Plovdiv es una de las paradas obligatorias. Se trata de una ciudad cosmopolita, con un gran patrimonio histórico y arquitectónico. Es también, si temor a equivocarme, una de las ciudades más bonitas de toda Bulgaria.

Para los amantes de la historia, Plovdiv ofrece al viajero el mejor patrimonio arqueológico de todo el país. Para los amantes de las ciudades con encanto, un breve paseo por Kapana, el barrio bohemio de la ciudad, les permitirá disfrutar de galerías de arte, pequeños cafés y talleres de artesanos locales.

Cuando pensamos en visitar Plovdiv, la gastronomía es otro de sus puntos fuertes, no ya en bonica ciudad, sino en toda Bulgaria. Podréis disfrutar de los platos de la comida búlgara. Desde comprar el típico banitsa en cualquier panadería como tentempié, hasta parar a disfrutar de una ensalada shopska para comer. Por supuesto tampoco podemos olvidar el buen vino, ya que Bulgaria en los últimos años se ha convertido en un referente de la producción vinícola.

Historia de Plovid

Para entender la historia de Plovdiv y su rico patrimonio arqueológico debemos remontarnos muchos siglos en la antigüedad, ¡casi 6000 años!, antes incluso de la eclosión de civilizaciones como la de Grecia o Roma. Según los datos arqueológicos en la actual Plovdiv hubo asentamientos intermitentes desde el 6000 a.C. De manera permanente, la ciudad empezó a estar habitada hacia el 3000 a.C haciendo que sea reconocida como una de las ciudades más antiguas del mundo que aun siguen habitadas.

Las primeras referencias que tenemos al respecto hablando de una ciudad llamada Eumolpias, sobre el siglo IV a.C. La ciudad, en el 342 a.C fue conquistada por Filipo de Macedonia, padre de Alejandro el Grande, el cual cambió su nombre a Filipópolis.

El siguiente pueblo que tuvo dominio sobre la ciudad fue el de los Tracios, que la llamaron Pulpudeva (traducción de Filopópolis), procedentes de la zona de la desembocadura del Danubio. Este es quizá uno de los pueblos más antiguos, y enigmáticos, de toda Europa. Además, Bulgaria es el lugar donde más restos se han conservado de esta antigua civilización. En Plovdiv podemos verlo en Nebet Tepe, una de las colinas que rodean la ciudad y también uno de los yacimientos arqueológicos más importantes. Se trata de uno de los primeros asentamientos tracios, y uno de los mejor conservados, datado del 4000 a.C. El lugar fue colonizado primero por los tracios pero tras la invasión macedonia se amplió por parte de Filipo de Macedonia.

Siglos más tarde, con la expansión del imperio romano en la región, la ciudad pasó a llamarse Trimonium, sobre el 45 d.C , para convertirse en la capital de la región romana de Tracia.

Tanto romanos como macedonios, así como los tracios,  tuvieron interés en la región debido a su posición estratégica. Una ciudad entre colinas, a los pies del Monte Ródope, frente a las fértiles llanuras de Tracia. Además, se trata de uno de los pasos más importantes en la región de os Balcanes, clave para controlar la región. Cabe destacar el paso de la cultura romana, pues hoy en día sus restos arqueológicos como el anfiteatro o el estadio romano son uno de los mayores atractivos de la ciudad.

Ya entrada la edad media, fueron los eslavos los que se asentaron en la región. No sería hasta el siglo XIV cuando finalmente se produjo uno de los cambios políticos más relevantes. La entrada de los turcos, que tomaron el control de la ciudad y la región, supuso un nuevo cambio de nombre, pasándose a llamar: Filibe. Los turcos dominarían el territorio hasta el 1878, con la liberación búlgara por parte de los rusos. Este fue también el momento en que pasaría a llamarse como la conocemos hoy en día: Plovidv.

Qué ver en Plovdiv

Como siempre, vamos a repasar que es lo más importante que hay que ver en Plovdiv. Como ya hemos comentado, Plovdiv destaca por su patrimonio, de muchas épocas distintas. La mayoría de los puntos de interés están situados en su casco antiguo, que se encuentra sobre tres colinas de la ciudad. Pero hay más. Vamos a repasar cuales son los puntos más relevantes que ver en Plovdiv.

Nebet Tepe, el recinto arqueológico

Nebet Tepe es una de las joyas de la corona de esta ciudad. Nos remontamos muchos siglos en la antigüedad: Nebet Tepe es el nombre que recibe una de las colinas de Plovdiv, y los primeros asentamientos en este lugar datan del 4000 a.C. El asentamiento, como hemos visto, fue primero colonizado por los tracios, después por los macedonios y más tarde por el imperio romano. A medida que la ciudad se fue expandiendo, Nebet Tepe se acabó convirtiendo en la ciudadela de la acrópolis de la ciudad.

El nombre Nebet proviene de la palabra turca nevbet, “guardia”, y tepe significa “colina”. Es decir, “La Colina de los guardias”. Según los registros, en la antigüedad la colina era una guarnición que vigilaba la ciudad. Otro de los nombres que tenía era “La colina de Mausaeus”, en referencia al tracio Museaus, el que se dice que fue el estudiante más talentoso de Orfeo.

En el recinto actual podemos encontrar los restos de murallas, torres y un postigo de la época de Justiniano que baja hasta el río. Se trata de uno de los puntos turísticos más importantes de la ciudad, así como un monumento nacional para todos los búlgaros

Casas renacentistas de Plovdiv

Otro de los reclamos que Plovdiv ofrece al viajero es el de sus casas de época, sobre todo del siglo XVIII y XIX. Hoy en día estas casas, en un perfecto estado de conservación, y son un exponente perfecto para entender que supuso el Renacimiento Nacional Búlgaro, una época de auge social y económico para el país.

Pese a que todavía se encontraban bajo el yugo otomano, el movimiento dio lugar a una reivindicación de la independencia búlgara, tanto política como religiosa. Pero su alcance fue más allá, con un desarrollo propio a nivel artístico muy peculiar. En este caso estamos hablando de arquitectura, y los edificios que ver en Plovdiv son uno de los exponentes. Por lo que a mi respecta, os recomiendo dos casas en concreto (visitables ambas):

Casa Balabanov

Se trata de una casa museo donde podremos ver como vivía la aristocracia de la ciudad a finales del siglo XVIII. El interior está especialmente cuidado con lámparas, muebles y toda la decoración de la época.

Casa Nedkovich

Esta casa perteneció aun prospero comerciante de telas, Nikola Nedkovich. Esta casa de Plovdiv destaca por la decoración exterior. También es una de las pocas que en su interior conserva objetos originales que pertenecieron a esta familia. Si la podéis visitar, fijaros en las tallas del techo y sus murales ornamentados: son increíbles. Además, se han conservado en su estado original, sin ningún tipo de trabajos de restauración hasta el momento.

Esta casa es de las más populares de Plovdiv, pues también alberga eventos culturales en su interior durante todo el año.

Bono casas renacentistas de Plovdiv

Existen otras muchas casas en la ciudad: la casa de Beren Stambolyan, casa Klianti o la casa Hindliyan, entre otras. Si queréis visitarlas todas vale la pena la compra de un billete combinado para visitarlas. Se puede obtener en las oficinas de turismo por unos 15 BGN y, además de las casas, te permite entrar también en la basílica y en el teatro romano.

El Museo Etnográfico de Plovdiv

Museo Etnografico de Plovdiv

Se trata de uno de los museos etnográficos más importantes del país: el segundo más grande en concreto. En su interior vamos a encontrar una exposición permanente donde podremos hacer un recorrido por toda la historia y cultura de Plovdiv. Utensilios de agricultura, telas y ropajes de época, muebles, instrumentos de música…

Aunque la historia y la etnografía no sea nuestro fuerte, vale la pena acercarse para ver la impresionante fachada del edificio. Uno de los más bonitos que ver en Plovdiv.

El teatro romano de Plovdiv

El teatro antiguo es otro de las paradas obligatorias. Se trata de uno de los teatros antiguos mejor conservados del mundo y se sitúa en la ladera sur de las Tres Colinas.

Fue descubierto a principios de los años 80 del siglo XX y se trata de uno los hallazgos más significativos de época romana. Una inscripción haya recientemente ha revelado que el teatro se construyó en los años 90 del siglo I d.C, cuando Filipopolis, el nombre de la ciudad entonces, estaba bajo el gobierno de Titus Flavius Cotis, heredero de una dinastía real tracia y sumo sacerdote de la provincia.

Aquí podremos visitar este increíble yacimiento, con 28 filas concéntricas de asientos de mármol que rodean el escenario. Además de representaciones teatrales el espacio se usó también para realizar luchas gladiadores y espectáculos de caza. Estuvo en uso hasta finales del siglo IV y tenía una capacidad de 6000 personas.

A día de hoy se sigue utilizando, además de ser uno de los símbolos de Plovdiv. Funciona como escenario para música, opera y teatro y se celebran diferentes festivales de música en sus instalaciones. 

Estadio romano de Plovdiv

Estadio Romano de Plovdiv

Otros de los símbolos de la ciudad. Construido a principios del siglo II d.C durante el reinado del emperador Adriano, el Estado romano de Plovdiv es otra de esas maravillas arqueológicas de que dispone la ciudad. En él se celebraron diferentes juegos romanos, normalmente en honor a la visita de algún emperador, donde competían tanto niños como hombres.

Los asientos de los espectadores están distribuidos en 14 filas, atravesados por pasillos que llegaban hasta la pista. Hoy en día, una visita al estadio romano nos proporciona una visión de la ciudad de época, situada “bajo tierra”, en el nivel original de Plovdiv en la antigüedad. El espacio está abierto a los visitantes, lo que incluye una parte de la pista, la parte semicircular de los asientos y un muro panorámico con el espacio que en principio faltaba en el yacimiento. Dada su importancia, fue declarado patrimonio cultural nacional en el 1995.

Kapana

El barrio de Kapana ha de incluirse en cualquier visita a Plovdiv, de manera casi obligatoria. Kapana es el barrio bohemio de Plovdiv, un lugar lleno de tiendas, restaurantes y cafés. Su nombre significa “trampa”, en referencia al complejo entramado de sus calles y al hecho de que, años atrás, era el lugar donde se concentraban todos los artesanos y gremios de la ciudad. Se puede considerar también el barrio de las artes, pues en sus calles encontraremos un gran número de galerías de arte así como muchas muestras de arte urbano y grafitis.

Kapana es también el centro de ocio y actividades más importante de Plovdiv. La mayoría de calles son peatonales, un lugar ideal para pasear y relajarnos durante nuestro viaje a Bulgaria.

Mezquita Dzhumaya

La mezquita Dzhumaya es la mezquita del viernes de la ciudad de Plovdiv, un edificio con una gran historia. Durante los años de ocupación turca, en el 1363, los otomanos construyeron esta mezquita sobre los antiguos restos de una catedral bizantina (que previamente habían destruido).  Sin embargo, esta no es la mezquita original. En el siglo XVI, durante el reinado del sultán Murad I, la primera mezquita fue demolida y remplazada por la actual.

Se trata de una mezquita de grandes dimensiones, con nueve cúpulas y una salada de oración de casi 30 metros cuadrados. Pese a que de la construcción exterior solo destaca el minarete de la fachada, en el interior podemos disfrutar de sus pinturas murales, de los siglos XVIII y XIX.

Conclusiones

Si estamos planteando un viaje a Bulgaria, lo que más nos va a sorprender son la variedad de sus paisajes, pueblos y ciudades. Se trata de un territorio por el que han pasado muchas culturas y en sus construcciones se puede apreciar.

Plovdiv es una parada obligatoria. No solo se trata, en mi opinión, de una de las ciudades más bonitas del país, sino también con más patrimonio. Desde Kapana a los restos romanos y tracios, todo parece preparado para atraer al viajero a este lugar.

Como siempre, en este blog de viajes intento acercaros un poco, no solo a los destinos en concreto, sino a su historia y su esencia, fundamentales para cualquier viajero.

Viajes a Bulgaria

Como siempre, os dejo aquí algunas de las propuestas de viaje que tengo para Bulgaria. Todas ellas por supuesto incluyen una visita a Plovdiv:

VIAJE DE 8 DIAS A BULGARIA

VIAJE A DE 10 DÍAS A BULGARIA

Estoy organizando también un viaje en grupo para la próxima semana Santa (os lo actualizaré en cuanto esté listo)!

Comparte:
Alex Tomboix
Soy Alex Tomboix, asesor de viajes, mente inquieta y apasionado del mundo y sus gentes. En este blog de viajes encontraréis información de los países que visito y en los que organizo viajes.
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Si te faltan ideas, puedes suscribirte a la Newsletter, para no perderte ningún artículo de viaje.