¿QUÉ VER EN VENECIA? LA CIUDAD DE LOS CANALES

«Si lees mucho, nada es tan bueno como lo has imaginado. Venecia es mejor»

Hoy hablaremos sobre qué ver en Venecia. En estos artículos normalmente siempre empiezo con un poco de historia de la ciudad, pero esta semana he decidido colgarlo en OTRO POST, para que así la información dentro del blog de viajes esté mejor repartida.

Una vez leída su historia, es normal que tengáis más ganas de visitar Venecia. Se trata de una de las ciudades más famosas de Europa, y del mundo, no solo por su historia, sino por su misma estructura.

¿Por qué visitar Venecia?

Venecia se encuentra en la llamada Lagua de Venecia, una laguna de más de 500 km cuadrados con 119 islotes en su interior. Como repasamos en la Historia de Venecia, este terreno hizo que en la antigüedad fuera un lugar ideal para defenderse de posibles ataques, además de estar en un punto estratégico dentro del mar adriático. Todo esto ha hecho que Venecia evolucione a lo largo de la historia hasta convertirse en la ciudad italiana que hoy en día es, un lugar único que, siempre que se pueda, siempre vale la pena conocerlo.

Vayamos ahora analizar que ver en Venecia. Da igual si vais dos, tres o cuatro días, siempre es importante tener una referencia de los lugares que se quieren visitar. Personalmente, cuando viajo siempre me gusta improvisar, encontrar sitios sin esperármelo, creo que es parte de la magia de viajar. Pese a ello, cuando viajamos por tiempo limitado siempre es útil salir con la faena hecha para optimizar el tiempo lo mejor posible.

¿Qué ver en una escapada a Venecia?

Así pues, veamos que ver en Venecia. Como veréis, me he hecho una lista de los fundamentales. ¿Por qué? Porque como os he comentado más arriba, siempre nos tenemos que dejar sorprender, pero también tenemos que ir con las cosas claras. Vamos allá:

Plaza de San Marcos

Mi visita, por supuesto, va a empezar por la Plaza de San Marcos, el mismísimo centro de Venecia. Su construcción es muy temprana, y coincide con la época de expansión de la ciudad, ya en el siglo XII.

En su interior vamos a encontrar además algunos de los edificios más importantes y emblemáticos de la ciudad, como el Palacio Ducal, la Basílica de San Marcos, el Museo Correr o la torre del Orologio, la torre del reloj.

Como curiosidad, es importante saber que se trata de uno de los puntos más bajos de la ciudad, con referencia del nivel del mar, por lo que cuando suben las mareas, la llamada “acqua alta”, es uno de los primeros lugares en inundarse. 

Otro aspecto que me ha parecido interesante es que en su interior esta prohibido comer, beber, así como dar de comer a las palomas. ¿curioso verdad? Estamos delante de una ciudad super-masificada por el turismo, por lo que las autoridades han tenido que tomar medidas de este tipo para proteger el patrimonio. Este tipo de medidas me gustan y no a la vez. ¿No podría imperar el sentido común? ¿De verdad nos tienen que prohibir las cosas?

Vamos ahora a ver los diferentes elementos de la plaza de San Marcos que, como os he dicho, están entre los más emblemáticos de la ciudad.

Basílica de San Marcos

Seguimos avanzando con la que es, junto a las canales, seguramente uno de los símbolos de la ciudad: la Basílica de San Marcos. Cuando hablábamos de la historia ya os he comentado los orígenes de su historia, de la reliquia que guarda en su interior, así como de la leyenda que la envuelve.

Bien, pues estamos aquí ante el centro religioso de la ciudad, y también el más importante. La visita al interior de la basílica es gratuita, pero en su interior vamos a poder visitar también el Museo de la Basílica, el Tesoro de oro y plata procedente de Saqueo de Constantinopla y la denominada Pala de Oro, un retablo medieval construido con piedras preciosas.

Me llama especialmente la atención el Museo, ya que en su interior se pueden ver los famosos Caballos de San Marcos. Se trata de una estatua de cuatro caballos de bronce bañados en oro que, durante la cuarta Cruzada, se encontraban en el hipódromo de Constantinopla. Fueron parte del botín del saqueo de la ciudad. Además, actualmente puede verse también, en el exterior, una réplica de los mismos en la fachada del edificio.

Palacio Ducal de Venecia

Seguimos dentro de la Plaza de San Marcos, para visitar ahora el Palacio Ducal. Se trata del centro político de la república de Venecia y de la residencia de los todos los Dux que han gobernado la ciudad.

La construcción original estaba fortificada, pero tras un incendio y varias remodelaciones acabó teniendo la estructura que conocemos hoy en día. Sus dos fachadas más importantes dan una a la Plaza de San Marcos y la otra hacia la Laguna de Venecia. Además, el palacio servía también de prisión de la ciudad, siendo una de sus partes más características, el llamado Puente de los Suspiros. Su nombre hace referencia a los presos condenados a muerte que lo atravesaban, pues desde él podían ver por última vez la Laguna de Venecia.

Hoy en día se puede realizar una visita a su interior, para conocer tanto la residencia de los dux, como la sala de las votaciones, armas de época, las prisiones, como hemos dicho. Algo que destaca también de su interior es que vamos a poder ver el llamado “El Paraíso”, el mayor lienzo del mundo obra del pintor Tintoretto.

Palacio ducal de Venecia

El Museo Correr de Venecia

Este es el último elemento de la Plaza de San Marcos que os quería comentar y, a la vez, el que creo que visitaré primero. ¿Por qué? Porque se trata del Museo de historia de la ciudad. En él vamos a poder recorrer la historia de Venecia desde su fundación hasta su anexión a Italia en el siglo XIX.

Además, este consta de tres partes: El museo de historia, el museo arqueológico y la Biblioteca Nacional. Esta categorizado como el museo más importante que ver en Venecia, y creo que, antes de empezar a conocer la ciudad, puede ser un buen punto de partida. No os voy a meter el rollo con la historia, ya sabéis lo que pienso.

Puente de Rialto

El siguiente punto del que os quería hablar es del llamado Puente de Rialto. Se trata no solo del puente, sino seguramente de otra de las imágenes míticas de la ciudad. Es además, entre todos los que hay, el más antiguo de los que cruzan el llamado Gran Canal de Venecia, la arteria principal de la ciudad.

La construcción actual es del siglo XVI, ya que las versiones anteriores se habían derrumbado o quemado. No solo es uno de los símbolos de Venecia, sino también de su masificación. Al parecer es fácil visitarlo a cualquier hora del día y que, literalmente, este abarrotado.  Veremos que nos encontramos.

Puente de Rialto en Venecia

Palacio Contarini del Bovolo

Se trata de un pequeño palacio del siglo XV construido por la familia Contarini. La referencia del nombre del Bovolo se refiere a la escalera de caracol que se construía en el exterior. La construcción es del siglo XV y hoy en día puede visitarse solo sus escaleras. Creo que la visita de la misma es interesante por el edificio. En el caso de querer subir, pagando claro, las vistas son bastante interesantes, teniendo una buena panorámica de la ciudad.

Los dos siguientes puntos de los que os quería hablar son Murano y Burano. Venecia es una de las muchas islas que hay en la laguna Veneta. Murano y Burano son dos islas a parte, muy peculiares cada una de ellas, y que valen la pena visitar en una escapada a Venecia.

Murano

Murano es la segunda isla más grande de la laguna, por detrás de Venecia, y por si os estáis preguntando de qué os suena el nombre: efectivamente, el cristal de Murano. En la isla se pueden visitar alguno de los múltiples talleres de sopla de cristal. Otro de los puntos que remarcan es el Museo del vidrio, del que sinceramente no me atrae mucho.

Lo que si que me ha llamado la atención de la isla es la llamada Basílica de Santa María y San Donato. Se trata de una basílica del siglo VII con un claro estilo bizantino, lo que la hace destacar sobre el resto de la laguna. Recordad que cuando hemos hablado de la historia de Venecia hemos destacado la larga relación que tuvo la ciudad con el Imperio Bizantino, por que encontrar vestigios del mismo es también importante.

Murano

Burano

El último punto del que os quería hablar es la isla de Burano. En este caso, la isla no es famosa por la producción de cristal, sino por lo pintoresco de sus casas de colores. La leyenda dice que los marineros las pintaban de colores para poder identificarlas bajo la niebla. Lo cierto, es que ahora sus habitantes están obligados a pintarlas cada x tiempo para mantener el ambiente en la ciudad.

Si os digo la verdad, mi principal interés en estas dos islas es otro, más allá del foco turístico que suponen. Quiero visitar Burano y Murano para ver si aquí puedo encontrar un ambiente menos turístico que en Venecia ciudad.

Esta es la selección que he hecho sobre los destinos más destacados que ver en Venecia. ¿Hay más? Por supuesto, pero como os he comentado, me gusta que me sorprendan, y me gusta visitar los sitios con una idea pero también con algo de ilusión por el descubrimiento.

Cuando vuelva de Venecia os daré un nuevo feedback sobre los puntos que aquí no he mencionado y que valen la pena ver en Venecia.


Como siempre, espero que os haya gustado. ¡Si os gusta este tipo de contenido me ayudáis mucho siguiéndome en mis redes sociales, tanto en INSTAGRAM como en YOUTUBE, donde aviso de todo el contenido subido!

Cualquier duda, cualquier sugerencia podéis contactarme vía comentarios en todas las plataformas.

Comparte:
Alex Tomboix
Soy Alex Tomboix, asesor de viajes, mente inquieta y apasionado del mundo y sus gentes. En este blog de viajes encontraréis información de los países que visito y en los que organizo viajes.
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
Si te faltan ideas, puedes suscribirte a la Newsletter, para no perderte ningún artículo de viaje.